Firewall o cortafuegos

Firewall - Seguridad de la red

¿Qué es un cortafuegos o firewall?

Un firewall o cortafuegos es un sistema diseñado para para prohibir o permitir el acceso desde o hacia una red. Un firewall puede ser físico o digital, es decir, puede estar en un equipo dedicado a trabajar cómo cortafuegos o un software, indispensable para mantener la seguridad de su red.

Los firewalls, durante más de 25 años, han sido la primera línea de defensa en seguridad informática, pero eso no quiere decir que estén obsoletos, siguen siendo uno de los componentes más importantes en seguridad. Un firewall le protegerá de las intrusiones, robo de identidad, malware o fraude.

Tipos de firewall

Existen cinco tipos básicos de firewall, diferentes en elementos cómo su facilidad de implementación o coste inicial.

Packet-filtering firewall

Un firewall de filtrado de paquetes funciona a nivel de red cómo filtro de paquetes según un conjunto de criterios establecidos cómo la IP de origen o de destino, puertos, tipo de paquete, etc.

Circuit-level gateways

Las puertas de salida a nivel de circuito supervisan el intercambio de datos entre hosts locales y remotos para asegurar que dicha sesión es legítima.

Application-level gateways

Algo similar ocurre con las puertas de salida a nivel de aplicación, pero además de comprobar la conexión entre origen y destino, también filtra los paquetes de acuerdo con el servicio al que están destinados.

Stateful inspection firewall

En contraste, los firewalls de inspección de estado no sólo inspeccionan cada paquete, sino que también hacen un seguimiento de este. Esto aporta un extra de seguridad que no tienen los de filtrado de paquetes o de monitorización de circuitos por sí solos.

Multilayer inspection firewall

Un firewall de inspección multicapa combina el filtrado de paquetes con la monitorización del circuito, a la vez que permiten o rechazan conexiones directas entre los hosts locales y remotos.

Beneficios de usar un firewall

Un cortafuegos es cómo un embudo para reducir las amenazas que pueden afectar a su red. Un cortafuegos bien configurado y administrado evita en gran medida que los hackers lo superen y por supuesto le ayuda a mantener a salvo su información confidencial.

Además, un cortafuegos le beneficiará en:

  • Monitorización y registro de servicios utilizados para usar Internet, FTP y otros protocolos.
  • Permite definir una "barrera" manteniendo a un lado a los usuarios sin autorización.
  • Prevención de ataques hacia su red privada desde otras redes externas.
  • Control de la seguridad de tu red y equipos individualmente cuando se produce cualquier actividad sospechosa.
  • Control del uso de Internet bloqueando o desbloqueando material inapropiado o apropiado.

En CISET garantizamos la seguridad mediante múltiples soluciones, entre ellas, la implementación de cortafuegos. Para más información usted puede, si lo desea, contactar con nuestro departamento comercial o consulte directamente nuestro apartado de Venta informática- Software y Hardware.